¿Cómo funciona el Sistema de Compensación Ambiental para Ecuador?

10 de Enero de 2022

                                                                                                                                                                    Foto: Pixabay

En el caso de Ecuador hasta la fecha no se ha incluido la herramienta de compensaciones en su ordenamiento ambiental

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en print

Los potenciales impactos negativos generados por proyectos del sector energético, minero, petrolero y de infraestructura son los que han hecho que las legislaciones avancen con la protección al ambiente en el mundo. 

Países vecinos de Ecuador disponen de normas y reglamentos que respaldan la compensación ambiental, en el caso de Colombia, cuenta con el Manual para la asignación de compensaciones por pérdida de biodiversidad, adoptado mediante la Resolución 1517 de 2012 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS).

En Perú también existen lineamientos para la compensación ambiental en el Marco del Sistema Nacional de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), aprobado mediante Resolución Ministerial 398-2014-MINAM.

En el caso de Ecuador hasta la fecha no se ha incluido la herramienta de compensaciones en su ordenamiento ambiental, en especial relacionado a la pérdida de biodiversidad que ha tomado más fuerza en otros países, por ejemplo cuenta con el Programa Socio Bosque (2008) donde no queda clara la figura pago por resultados o emisión de CER´s (Certificados de Reducción de Emisiones). Pese a ello posee otras formas de corrección y compensación de los efectos ambientales  negativos de proyectos en algunas de sus normativas como las siguientes:

Texto Unificado de Legislación Secundaria del Ministerio del Ambiente (TULSMA)

En el se reúnen las principales disposiciones ambientales y reglamentos de implementación. El “Libro VI de la calidad ambiental”, menciona específicamente las compensaciones como parte de las acciones que debe contener un Plan de Manejo Ambiental, instrumento en el que se busca manejar los impactos ambientales negativos generados por un proyecto y que hace parte de la licencia ambiental del respectivo proyecto.

El Libro III, artículo 263 define el valor de la restauración como: “el costo generado por las actividades necesarias para la recuperación a su estado inicial y la compensación de los servicios ambientales perdidos,…”

Libro V, Capítulo VI. Aspectos Socioeconómicos y Otros sobre el Ecosistema Manglar, artículo 44 expone que: “En compensación por la afectación del área de manglar legalmente autorizada para servidumbre de tránsito, muelles y canales, los beneficiarios de tales obras, plantarán en el plazo de 6 meses contados a partir de la fecha de la concesión, y mantendrán en las zonas del ecosistema manglar y sus zonas aledañas, plántulas de mangle y otras especies en superficies equivalentes a 6 veces el área aprovechada”. El período mínimo de mantenimiento de las plantaciones, deberá ser de cuatro años.

El Libro VI de la Calidad Ambiental, artículo 3 define a la compensación por daño socio-ambiental como: “Resarcir de forma equivalente y colectiva, los daños ambientales generados durante la ejecución de una obra, actividad o proyecto, que causan pérdidas de los bienes o servicios ambientales temporal o permanentemente y que puedan afectar a las actividades humanas relacionadas a la presencia y funcionamiento de dichos bienes y servicios”.

Foto: Pixabay

La compensación ambiental también se considera en esta normativa específicamente en el libro VI, capítulo IV, De los Estudios Ambientales, donde en el artículo 28 para la evaluación de impactos ambientales se debe compensar los impactos ambientales negativos. 

Acuerdo Ministerial 068 de 2013 y Acuerdo Ministerial 006 de 2014

El 068 reformó en gran medida las disposiciones del TULSMA y el 006 adicionó algunos elementos e incluyó en sus anexos condiciones específicas para la presentación de documentos necesarios para el trámite de la licencia ambiental. 

En estos documentos no hay una definición exacta de compensación ambiental pero se menciona al recuperar la definición de Plan de Manejo Ambiental del TULSMA, como “documento que establece en detalle y en orden cronológico las acciones que se requieren ejecutar para prevenir, mitigar, controlar, corregir y compensar los posibles impactos ambientales negativos o acentuar los impactos positivos causados en el desarrollo de una acción propuesta”.

En el caso ecuatoriano la palabra compensación es usada únicamente al hablar del Plan de Manejo Ambiental (PMA), el que debe estar incluido en dos documentos diferentes pero equivalentes, la Declaración de Impacto Ambiental y el Estudio de Impacto Ambiental, que hacen parte de los términos de referencia para acceder a una licencia ambiental.

Los lineamientos para la presentación de un Plan de Manejo Ambiental, desarrollados en el “Anexo II” del Acuerdo Ministerial 006, indican que debe contener los siguientes planes: prevención y mitigación de impactos; manejo de desechos; comunicación y capacitación; relaciones comunitarias; contingencias; seguridad y salud ocupacional; monitoreo y seguimiento; rehabilitación de áreas afectadas, finalmente cierre, abandono y entrega del área. Como se ve, no hay un plan específico de compensaciones.

Foto: Pixabay

Acuerdo Interministerial 001 del Ministerio del Ambiente y de Recursos Naturales No Renovables

Este acuerdo quizás es el que más se acerca a los lineamientos para la compensación ambiental, sin embargo se enfoca en la compensación por afectaciones socioambientales y de manera especial en garantizar un pago justo de indemnizaciones, es decir, de manera monetaria y que tiene que ver con el marco de la reparación integral, pero tal parece que este acuerdo no está en vigencia o no se está llevando a cabo para la compensación de daños de proyectos, dado que poco o nada hay información de qué empresas se están rigiendo para la aplicabilidad de la compensación.

Por otra parte se habla de compensación a nivel de pasivos que incluso en el anexo VI del Acuerdo Ministerial 006 se denomina “Metodología de valoración de pasivos ambientales”, y busca una valoración integral del daño ambiental en términos monetarios. 

Así pues, lo anterior parece indicar que las compensaciones en la legislación ecuatoriana son retribuciones económicas derivadas de la monetización del daño ambiental generado por un proyecto y no se prioriza la ganancia de biodiversidad.

Respecto al pago, es claro que el daño generado a comunidades debe ser retribuido a las mismas, pero en cuanto al daño a factores bióticos y abióticos, ajeno a la afectación directa a comunidades, no hay claridad de a quién hay que pagarlo.

Hasta la fecha el tema de compensación por pérdida de biodiversidad aún no es obligatorio dentro del marco legal de Ecuador, el fin último de la compensación es que no haya una pérdida de biodiversidad y que flora y fauna que se pierde en el área de un proyecto sea recuperada en un ecosistema similar y no de manera monetaria.

En vista de este vacío legal en cuanto a compensación ambiental en Green Ecuador trabajamos arduamente por ser parte de esa solución mediante la preservación de los bosques, ya son más de 11 386 hectáreas de bosque primario que actualmente se suman a nuestros proyectos como una forma de retribuir al ambiente por los impactos negativos generados.

Otra manera de compensar al ambiente por nuestras actividades es reduciendo la huella de carbono, en Green Ecuador como parte de una incansable lucha contra el cambio climático contamos con el servicio Tarjeta Vida en el que aportando reducirás tu huella de carbono mediante la preservación de los bosques.

Fuentes consultadas:

Tambien te puedan interesar

¿Qué es el Efecto Invernadero? causas y consecuencias

Pago por remoción de la cobertura vegetal para Licencia Ambiental en Ecuador

Los bofedales son fábricas de agua y su pérdida es irrecuperable